INVITAN
2017-11-20 13:57:24

100 Años Polvorazo Borde Costero Concón

Un 23 de septiembre de 1917 se derribó el último obstáculo existente en la construcción del camino plano que uniría a Concón y Viña del Mar por su borde costero, lo que lo constituye como el primer camino turístico de Chile siendo una de las obras camineras más avanzadas del continente. Desde entonces el camino costero de Concón se comenzó a constituir como uno de los escenarios más atractivos, pero a la vez más conocidos del turismo chileno.

Hacia 1910 la geografía costera ofrecía muchos sitios de atractivo para los turistas, entre ensenadas rocosas, playas, dunas y algunas caletas de pescadores, pero los accesos estaban restringidos para casi todos los que no se aventuraran a pie o a caballo por el borde costero.

Recién hacia 1915 comenzaron a ejecutarse las obras que permitirían una conexión carretera hasta el balneario de Concón. El objetivo primordial de esta infraestructura era facilitar las comunicaciones comerciales a través de un camino plano, por el que podrían circular los pesados camiones que llevaban el carbón para abastecer las bombas de agua potable de Valparaíso, ubicadas en el río Aconcagua. La presencia cercana del mar y la complejísima realidad material de la costa constituyeron enormes retos para los ingenieros de vialidad siendo un desafío al imperio de la naturaleza.

Una de las acciones más significativas en la lucha emprendida por los técnicos en la primera etapa de la construcción de este camino fue el corte en la roca viva efectuado en el peñón de mayores dimensiones que bloqueaba la ruta, sitio denominado actualmente como la Roca Oceánica.

El 23 septiembre de 1917 S.E, el Presidente Juan Luis Sanfuentes desde La Moneda, daba el vamos al “Polvorazo” hecho histórico que mediante un dispositivo eléctrico operado cablegráficamente daba la orden a la explosión de los 140 quintales de fulminantes.

Una concurrencia calculada en más de mil personas se había colocado en los faldeos de los cerros y en el sitio donde estaba la comitiva oficial, llamando la atención de la opinión pública, rendida ante la capacidad transformadora de los constructores de caminos porteños. "Una placa recordatoria, ubicada a algunos metros del puente " Los Piqueros " e incrustada en una roca, marca en forma simbólica este notable acontecimiento. En ella se lee: "El polvorazo que labró este corte fue explotado desde La Moneda por S.E. el Presidente de la República señor Juan Luis Sanfuentes, el 23 de Septiembre de 1917”.